Cómo mantener correctamente la tapa wc para que tenga más durabilidad

limpieza tapa baño

Cuando compramos una tapa wc una de las intenciones principales por supuesto es que dure cuanto más mejor. Es evidente que el material es un elemento resulta importante, pero también lo es la manera en la que limpiamos y tratamos el asiento.  

Aunque no hay una metodología exacta si daremos una serie de consejos en términos generales, y que servirán para la gran mayoría de tapas compradas en nuestra tienda online.
Hoy en día, las superficies libres de poros hacen que los materiales sean fáciles de cuidar, ya que los gérmenes y la suciedad rara vez se asientan. Esto es aplicable a todos los tipos de  asientos, independientemente de que sean de madera, acero inoxidable o plástico. Una solución jabonosa suave o un limpiador de vinagre común es suficiente para una limpieza efectiva. Además de todo esto, es recomendable la base del producto a utilizar como podría ser ácido acético o cítrico. El utensilio más adecuado para estas acciones son la esponja o los paños húmedos, seguidamente se repite la acción pero con agua limpia y un paño suave para luego proceder a secarla.

Limpieza de las bisagras

De la misma manera que cuidamos los asientos, es imprescindible hacerlo con las bisagras a través de una limpieza regular y adecuada. Esto también garantizará una correcta longevidad.

Las bisagras de metal y plástico son relativamente fáciles de limpiar. Simplemente utilizando detergente comercial o un limpiador a base de alcohol en un trapo, la suciedad se elimina de forma relevante. Luego se puede hacer una segunda  limpieza con agua limpia y luego con un paño seco. Si queda suciedad, utiliza un cepillo pequeño o un cepillo de dientes viejo y detergente a base de vinagre. Es importante limpiar esta zona con agua limpia y luego con un paño seco, de lo contrario, el ácido del detergente a base de vinagre puede oxidar las bisagras.

¿Cómo evitar la decoloración permanente?

Los restos de orina son una de las principales razones por las que se ensucia el asiento del inodoro. Si se limpia rápidamente con un paño húmedo y un jabón suave, su eliminación no conlleva problemas. Sin embargo, si permanecen demasiado tiempo, las salpicaduras se introducirán en el material y puede llegar a ser perjudicial y provocar una decoloración amarilla permanente. 

Un limpiador a vapor es un buen recurso. El vapor caliente, limpia y desinfecta las superficies todo al mismo tiempo.

Limpieza más profunda

Si necesitas de una limpieza mucho más profunda entonces se podría considerar extraer la tapa para poder profundizar en todas aquellas zonas que no se ven a primera vista. 

Puedes seguir siguiendo los siguientes pasos:

  1. Retire la tapa y enjuague con agua caliente.

  2. Puedes rociar el asiento con un limpiador a base de ácido cítrico o vinagre y dejarlo actuar durante aproximadamente una hora.

  3. A través de una esponja suave, hacer una pasada a toda la superficie. 

  4. Seque la tapa del inodoro y vuelva a instalarla en la cerámica con una llave de montaje para que quede perfectamente anexionada.