Cómo decorar de forma original tu tapa de inodoro

Decoración original de tu tapa de inodoro

Si bien es cierto que un asiento de inodoro es un producto clásico que a nivel general solemos dejar de lado dentro de los parámetros de decoración, no hay que olvidar que darle una entonación y un encaje integrador en todo el conjunto del baño puede hacer que acabe siendo el centro de atención de esta zona esencial del hogar.

De este modo, si estamos predispuestos a hacer retoques o a decorar esta instalación tenemos que saber que, dependiendo del material del producto, variará el uso de forma plausible de la pintura o los diferentes detalles que queremos integrar.

En primer lugar, para que el trabajo sea de calidad y garantice un resultado óptimo hay que retirar el asiento del inodoro y limpiarlo a fondo antes de probar cualquier tipo de modificación.

Los modelos estándar que compramos, a no ser que sean de un color especial, son en su gran mayoría de color blanco y no destacan por ser muy imaginativos. Por esta razón, los aficionados al bricolaje con un sentido especial para los detalles pueden atreverse a ensamblar y diseñar la tapa del inodoro. A continuación, te presentamos algunas sugerencias e instrucciones para poder implementar en tu hogar:

Contraste de colores

Los asientos de inodoro diseñados con superficies de colores de alto contraste son relativamente fáciles de hacer desde casa. Todo lo que se necesita es un pincel, lacas de varios colores y laca transparente selladora.

Podemos usar el cepillo para frotar y hacer volar la imaginación a través de pinturas y colores diferentes en la superficie ligeramente lijada de la tapa.

Podemos optar por pintar con colores que reúnan las mismas características que el resto del baño o darle un toque más atrevido con texturas que quieran destacar el inodoro de forma prominente.

Animación y humor

Los asientos de los inodoros pueden ser utilizados también como un producto que sirva para concienciar la labor educativa sobre los hábitos sanitarios a todos y cada de los integrantes del hogar.

Aquí incluso entra la imaginación de los más pequeños de la casa y puede ser un producto donde impregnar las ideas más divertidas y surrealistas. Se pueden pegar dibujos e imprimirse de forma sencilla, para posteriormente exportar la idea en la superficie elegida.

Otra idea imaginativa podría ser el cubrir el asiento con una funda extraíble (y lavable. Se puede pintar a mano o integrar un diseño propio en el asiento a través de calcomanías. Una vez la idea esté estructurada para enganchar de forma correcta en la tapa, se debe fijar con varias capas de barniz transparente.

Es importante que la superficie esté bien preparada para estos trabajos tanto de dibujos como de pintura. Primero, se lija la superficie, luego se limpia cuidadosamente y se pinta dos veces con el barniz. Luego, todo el asiento del inodoro debe secarse durante 24 horas.

A todo esto y aunque pueda sonar extraño, es posible pegar imágenes en los inodoros de forma que pueda llegar a ser un regalo divertido para algún familiar o amigo. Lo único que hay que tener en cuenta es que el formato de dicha imagen coincida de forma perfecta en la superficie.

Vinilos y adhesivos decorativos

Si no tienes mucho tiempo para dedicarle a la decoración, puedes optar por una vía más rápida y sencilla a través de los vinilos adhesivos con los que darás un toque divertido a tu inodoro, ya sea en forma de frases o en dibujos.

Estos apliques decorativos son en general extraíbles y reutilizables. Solo necesitas limpiar con un paño con la tranquilidad que no dañan la tapa. Además de poder quitar y poner las veces que haga falta, simplemente selecciona el tamaño correcto que se adapte al inodoro. Finalmente, retira la tarjeta de respaldo, colóquela y alise. Observaras una transformación al instante